lunes, 22 de julio de 2013

Espionaje, ¿hasta dónde permitirlo?

Que esclarezca EUA si realiza espionaje en México, exigió el Presidente Peña Nieto. El Congreso de la Unión pide investigar sobre el tema. La Cancillería a cargo de José Antonio Meade hace gestiones para obtener la respuesta. Pero, ¿para qué tanto circo si la respuesta es sí? EUA sí recopila y almacena información y comunicaciones realizadas en México. Tampoco nos creamos tan importantes, porque EUA hace lo mismo con todos los países. Lo más relevante es saber qué es lo que está pasando en México, lo que el gobierno realiza bajo el pretexto de labores de inteligencia y si habrá algún cambio como lo está analizando Brasil. Veamos.

EUA, que se da el lujo de intervenir militarmente países bajo el pretexto de liberarlos del autoritarismo, evidenció tintes autoritarios con las revelaciones de Edward Snowden. La National Security Agency y demás agencias de inteligencia tienen programas específicos como PRISM que recolecta información directamente de los servidores de proveedores de EUA (Google, Microsoft, Facebook, Yahoo, Apple, entre otros) y puede almacenar esa información “para cuando se ofrezca”, y UPSTREAM que recopila comunicaciones que cursan a través de cables de fibra óptica y de infraestructura de datos. Las personas objeto de investigación de acuerdo al two hop target son: (1) la persona sospechosa, (2) las personas que envían/reciben comunicaciones del sospechoso (primer hop), y (3) las personas que reciben/envían comunicaciones de las personas con las cuales se comunica el sospechoso (segundo hop). Si un día recibe usted una llamada o email por equivocación de cualquiera de los anteriores, mala hora, usted estará dentro de los investigados. El gobierno de EUA argumenta que sólo recibe metadata (para llamadas son los números de llamadas entrantes y salientes, duración y ubicación, para emails son las direcciones que envían y las que se reciben, y la dirección IP) y no el contenido de la comunicación. La Corte FISA ha autorizado que empresas de telecomunicaciones entreguen los metadata de todos sus usuarios, en lugar de limitar a usuarios específicos.

                        1. Las transnacionales tienen sus centros de datos fuera del territorio nacional. Por otra parte, el tráfico de Internet muchas veces pasa por EUA en su tránsito a otros países. Resultado: si pasa por EUA y con sus medidas de vigilancia, las comunicaciones pueden ser interceptadas. ¿Es viable lo que Brasil analiza de exigir que todas las transnacionales tengan su información y centros de datos en territorio nacional para que cumplan con los requerimientos de las autoridades nacionales?

                        2. El Estado existe para garantizar la seguridad. ¿Qué tanto estamos dispuestos a ceder por la seguridad? En México hemos cedido -sin consentimiento- a nuestra privacidad en aras de la “seguridad” y no tenemos ni una, ni otra. La excusa de la seguridad y el interés general para sacrificar la privacidad no se sostiene por sí misma y menos en México.

                        3. “Si no tienes nada que ocultar, no te debes preocupar”. Este argumento es falso, porque si pensáramos que el gobierno es un tipo de Filósofo Rey de Platón que siempre actúa en aras del bien común, seríamos ilusos. Además, los gobiernos son formados por seres humanos, con vicios y virtudes. Entonces, puedes actuar bien, cumplir la ley y tener altos estándares éticos, y al convertirte incómodo por cualquier razón, entonces tendrán toda tu información para lo que ellos quieran.

                        4. Que el gobierno tenga grandes cantidades de información, no implica que estén haciendo labores de inteligencia. Es cierto, pero en el momento que deseen, pueden utilizar la información almacenada y ese “cúmulo” de información aparentemente inofensiva, puede convertirse en un arma contra el ciudadano de a pie.

                        5. Telmex y Iusacell deben responder en estos días al IFAI sobre el software FinFisher que se instala en una computadora o teléfono móvil a través de una falsa actualización de iTunes, por ejemplo, y puede recopilar toda la información y conversaciones, incluso aquellas encriptadas. ¿Este software se adquirió para cumplir con órdenes del gobierno mexicano o fue de muto propio?

Es más fácil pedir explicaciones de manera enérgica a EUA del “espionaje” y evadir rendir cuentas a la sociedad mexicana de lo que el propio gobierno sabe que hace. ¿Serán transparentes o se quedará sólo en la investigación sobre adquisición de equipo que está realizando la Procuraduría General de la República o de algún comunicado de la Secretaría de Gobernación como tranquilizante psicológico?

Código Democracia. Todos los martes a las 10 pm en el Canal del Congreso estaré conduciendo Código Democracia, un espacio de diálogo abierto y plural sobre la influencia de los medios de comunicación en el desarrollo económico, político y social. Sus opiniones son bienvenidas en @Codigo_D de Twitter.

Que esclarezca EUA si realiza espionaje en México, exigió el Presidente Peña Nieto. El Congreso de la Unión pide investigar sobre el tema. La Cancillería a cargo de José Antonio Meade hace gestiones para obtener la respuesta. Pero, ¿para qué tanto circo si la respuesta es sí? EUA sí recopila y almacena información y comunicaciones realizadas en México. Tampoco nos creamos tan importantes, porque EUA hace lo mismo con todos los países. Lo más relevante es saber qué es lo que está pasando en México, lo que el gobierno realiza bajo el pretexto de labores de inteligencia y si habrá algún cambio como lo está analizando Brasil. Veamos.
EUA, que se da el lujo de intervenir militarmente países bajo el pretexto de liberarlos del autoritarismo, evidenció tintes autoritarios con las revelaciones de Edward Snowden. La National Security Agency y demás agencias de inteligencia tienen programas específicos como PRISM que recolecta información directamente de los servidores de proveedores de EUA (Google, Microsoft, Facebook, Yahoo, Apple, entre otros) y puede almacenar esa información “para cuando se ofrezca”, y UPSTREAM que recopila comunicaciones que cursan a través de cables de fibra óptica y de infraestructura de datos. Las personas objeto de investigación de acuerdo al two hop target son: (1) la persona sospechosa, (2) las personas que envían/reciben comunicaciones del sospechoso (primer hop), y (3) las personas que reciben/envían comunicaciones de las personas con las cuales se comunica el sospechoso (segundo hop). Si un día recibe usted una llamada o email por equivocación de cualquiera de los anteriores, mala hora, usted estará dentro de los investigados. El gobierno de EUA argumenta que sólo recibe metadata (para llamadas son los números de llamadas entrantes y salientes, duración y ubicación, para emails son las direcciones que envían y las que se reciben, y la dirección IP) y no el contenido de la comunicación. La Corte FISA ha autorizado que empresas de telecomunicaciones entreguen los metadata de todos sus usuarios, en lugar de limitar a usuarios específicos.
  1. Las transnacionales tienen sus centros de datos fuera del territorio nacional. Por otra parte, el tráfico de Internet muchas veces pasa por EUA en su tránsito a otros países. Resultado: si pasa por EUA y con sus medidas de vigilancia, las comunicaciones pueden ser interceptadas. ¿Es viable lo que Brasil analiza de exigir que todas las transnacionales tengan su información y centros de datos en territorio nacional para que cumplan con los requerimientos de las autoridades nacionales?
  2. El Estado existe para garantizar la seguridad. ¿Qué tanto estamos dispuestos a ceder por la seguridad? En México hemos cedido -sin consentimiento- a nuestra privacidad en aras de la “seguridad” y no tenemos ni una, ni otra. La excusa de la seguridad y el interés general para sacrificar la privacidad no se sostiene por sí misma y menos en México.
  3. “Si no tienes nada que ocultar, no te debes preocupar”. Este argumento es falso, porque si pensáramos que el gobierno es un tipo de Filósofo Rey de Platón que siempre actúa en aras del bien común, seríamos ilusos. Además, los gobiernos son formados por seres humanos, con vicios y virtudes. Entonces, puedes actuar bien, cumplir la ley y tener altos estándares éticos, y al convertirte incómodo por cualquier razón, entonces tendrán toda tu información para lo que ellos quieran.
  4. Que el gobierno tenga grandes cantidades de información, no implica que estén haciendo labores de inteligencia. Es cierto, pero en el momento que deseen, pueden utilizar la información almacenada y ese “cúmulo” de información aparentemente inofensiva, puede convertirse en un arma contra el ciudadano de a pie.
  5. Telmex y Iusacell deben responder en estos días al IFAI sobre el software FinFisher que se instala en una computadora o teléfono móvil a través de una falsa actualización de iTunes, por ejemplo, y puede recopilar toda la información y conversaciones, incluso aquellas encriptadas. ¿Este software se adquirió para cumplir con órdenes del gobierno mexicano o fue de muto propio?
Es más fácil pedir explicaciones de manera enérgica a EUA del “espionaje” y evadir rendir cuentas a la sociedad mexicana de lo que el propio gobierno sabe que hace. ¿Serán transparentes o se quedará sólo en la investigación sobre adquisición de equipo que está realizando la Procuraduría General de la República o de algún comunicado de la Secretaría de Gobernación como tranquilizante psicológico?
Código Democracia. Todos los martes a las 10 pm en el Canal del Congreso estaré conduciendo Código Democracia, un espacio de diálogo abierto y plural sobre la influencia de los medios de comunicación en el desarrollo económico, político y social. Sus opiniones son bienvenidas en @Codigo_D de Twitter.

2 comentarios:

Rosario Nayeli Sandoval dijo...

Coincido con usted y si, la verdad es que ese tipo de acciones vulneran la soberanía de los Estados, más aún el Derecho Internacional, sistema sostenido en gran parte por Estados Unidos, lo cual implica un comportamiento intachable, sin embargo esa doble moral que no debiéramos permitir, ¿será a caso que los intereses económicos compran la dignidad de un país, o de todos los países vulnerados? lo digo por las múltiples acciones terribles, como los ataques a Irak sin la anuencia del Consejo de Seguridad de la ONU, los diversos espionajes, considero que en el caso del espionaje a nuestro país no bastan las disculpas y la promesa de una investigación unilateral que evidentemente no revelará la verdad, ¿serán también las pocas ganas del gobierno a exigir cuentas ante instancias internacionales, para que el Consejo de Seguridad dicte alguna medida, o bien forme una comisión investigadora que proporcione información un poco más "fidedigna", será que de verdad puedan usarse los mecanismos legales internacionales que le obliguen al referido país vecino a respetar?, creo que si bien es cierto que la información es poder, también creo que una sociedad organizada pudiera hacer un contrapeso ante tanta arbitrariedad...

Rosario Nayeli Sandoval dijo...

Coincido con usted y si, la verdad es que ese tipo de acciones vulneran la soberanía de los Estados, más aún el Derecho Internacional, sistema sostenido en gran parte por Estados Unidos, lo cual implica un comportamiento intachable, sin embargo esa doble moral que no debiéramos permitir, ¿será a caso que los intereses económicos compran la dignidad de un país, o de todos los países vulnerados? lo digo por las múltiples acciones terribles, como los ataques a Irak sin la anuencia del Consejo de Seguridad de la ONU, los diversos espionajes, considero que en el caso del espionaje a nuestro país no bastan las disculpas y la promesa de una investigación unilateral que evidentemente no revelará la verdad, ¿serán también las pocas ganas del gobierno a exigir cuentas ante instancias internacionales, para que el Consejo de Seguridad dicte alguna medida, o bien forme una comisión investigadora que proporcione información un poco más "fidedigna", será que de verdad puedan usarse los mecanismos legales internacionales que le obliguen al referido país vecino a respetar?, creo que si bien es cierto que la información es poder, también creo que una sociedad organizada pudiera hacer un contrapeso ante tanta arbitrariedad...