martes, 8 de mayo de 2012

Exoneración a Telcel, ¿cómo se atrevió Cofeco?

¡Cómo es posible que la Comisión Federal de Competencia haya otorgado el perdón a Telcel de una multa de $11,900,000,000 pesos! ¿En qué estaban pensando los comisionados para incluso votar por unanimidad? Salvo por Telcel y la Cofeco, las opiniones de tiros y troyanos han sido en la misma línea: reprobar la terminación anticipada del expediente abierto en contra de Telcel por prácticas monopólicas relativas y sin imputarle responsabilidad, ni imponerle multa alguna, a cambio de ciertos compromisos que se dicen no sirven. ¿Qué hay de verdad en esto? ¿Actuar ilegal? Lo que hizo la Cofeco es actuar conforme se lo permite la ley, estemos o no de acuerdo. Entonces, ¿cuál es la sorpresa? El artículo 33 bis 2 de la Ley Federal de Competencia Económica desde 2006 prevé la terminación anticipada de los expedientes de prácticas monopólicas relativas cuando el agente económico se comprometa a ciertas acciones para restaurar la competencia. En 2011, el Congreso de la Unión reformó el propio 33 bis 2 “para que el mecanismo sea realmente efectivo y estimule a que los agentes económicos opten por la terminación anticipada … [proponiendo] que la Comisión pueda resolver el asunto sin imputar responsabilidad” (Exposición de motivos). ¿Qué alternativas tenía Cofeco? 1. Confirmar, aumentar o disminuir la multa. 2. Aceptar los compromisos aplicando una multa. 3. Aceptar los compromisos sin aplicar multa. La primera y segunda opción habrían implicado continuar los litigios por los próximos 4 ó 5 años, en tanto que la tercera busca no el escenario ideal, pero sí el más real y eficaz. El Poder Judicial del Distrito Federal y de las demás entidades federativas, el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, y el Poder Judicial Federal, están inundados de asuntos. La “justicia pronta y expedita” en México únicamente existe en el texto de la Constitución. Podremos criticar a los EUA y su sistema de justicia, pero las negociaciones para poner fin a los juicios y las declaraciones de culpabilidad a cambio de una reducción significativa de la sentencia, ayudan a que no se sature el sistema de justicia. En cambio en México, todo tiene que llegar a los tribunales para que algún día exista una sentencia que después en el mundo real sea difícil hacerla cumplir o para que después de meses y años de prisión le digan al procesado “no hay elementos para condenar”, quedando en libertad con una disculpa por el tiempo de vida perdido en la cárcel. La terminación anticipada con los compromisos de Telcel obedecen a la práctica en materia de competencia económica de varios países. Pero aunque no lo fuera, ¡es parte del derecho mexicano! Los compromisos de Telcel, ¿son simplemente una manifestación de que se obliga a cumplir la ley? En cierto sentido sí, pero no es tan simple. En México hacer cumplir la ley es casi misión imposible, más aún cuando el tema es de interconexión, libertad tarifaria y modelos de costos. Por lo que si el propio Telcel se impone ciertas obligaciones de reducción inmediata de tarifas de interconexión hasta el 2014, de proveer información, de tener una oferta pública de interconexión y de desistirse del sinfín de juicios de amparo en materia de interconexión, ¿habría sido mejor el litigio para ver si algún día se podría hacer efectiva la multa? Los compromisos de Telcel no restauran el daño a la competencia, ni a los consumidores. Es cierto, pero tampoco la multa les da mayores ingresos a los competidores, ni les devuelve dinero a los consumidores, ni éstos recuperan el bienestar perdido. Se ha dicho que la multa tiene un efecto disuasivo. Es cierto, siempre y cuando se logre mantener en todas las instancias judiciales, de lo contrario no sirve para nada. ¿Es un mal ejemplo la terminación sin imputarle responsabilidad a Telcel? Digamos que no es lo ideal, pero existen muchos casos en que se condonan multas como lo hace el Servicio de Administración Tributaria. Si Telcel ya bajó sus tarifas de interconexión y al ser éstas un insumo de los servicios de los competidores, éstos debieran bajar los precios al consumidor, porque estas tarifas ya no están sujetas a litigio, sino que están firmes. ¿Bajarán los precios? Finalmente, la Comisión Federal de Telecomunicaciones aún conserva la facultad de imponer obligaciones específicas a Telcel con base en la declaración de dominancia de Cofeco. ¿Lo hará? ¿Cuándo? Cofetel. El sector de telecomunicaciones requiere certeza jurídica. El 8 de mayo el Presidente Felipe Calderón tiene la oportunidad de contribuir con ésta ratificando al comisionado Gonzalo Martínez Pous quien con su experiencia como funcionario público y experto en telecom, ha demostrado ser pieza fundamental en enfrentar exitosamente los retos del sector desde la SCT y Cofetel.

1 comentario:

Fernando Thompson dijo...

Excelente blog, lo voy a recomendar.