domingo, 8 de febrero de 2009

TV por Internet, ¿Telmex infringe?

Telmex tiene prohibido expresamente en su concesión prestar servicios de televisión a través de su red y ahora está transmitiendo televisión y videos por Internet. La Cofetel y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes han dado señales de pretender verificar si dichas transmisiones en Uno TV noticias a través del portal prodigymedia.com violan o no la concesión de Telmex. ¿Habrá infracción por Telmex? ¿Qué repercusiones habría en el Internet en México? ¿Qué mensajes se desprenden de esta escena? Veamos.

El escenario es: Telmex es la única empresa de telecomunicaciones que está impedida de prestar servicios de televisión al público, entendiendo ésta como televisión de paga; la Cámara Nacional de la Industria de la Televisión por Cable (Canitec) está haciendo hasta lo imposible para que la SCT retrase indefinidamente –como lo ha hecho-, la resolución de modificar o no la concesión de Telmex para que sea un competidor en el mercado de televisión por cable; Telmex ha presentado un juicio de nulidad contra la falta de respuesta de la SCT que al menos tardará en resolverse un par de años (la justicia pronta y expedita sólo existe en el texto de nuestra Constitución, pero jamás en la realidad).

La concesión de Telmex señala que: “Telmex no podrá explotar, directa o indirectamente ninguna concesión de servicios de televisión al público en el país” (Condición 1.9). Si el servicio de televisión o radio por Internet a esta fecha en México, no requiere de una concesión, ni de un permiso de la autoridad, ¿por qué la Cofetel o cualquier otra autoridad quisieran supervisar si Telmex cumple o no con su concesión? Lo alarmante de esta actitud es el impacto que puede tener en la radio y televisión por Internet en general.

Recuérdese que a diferencia de la radio y televisión abierta en la que el control es centralizado (por propietarios y gobiernos) y de la televisión restringida en la que se requieren inversiones considerables y sólo es para los que paguen una suscripción, en televisión y radio por Internet cualquier persona con los conocimientos y equipos para grabar, puede difundir videos o contenidos (como programas de televisión) y está dirigida a cualquiera que tenga acceso a Internet. Esto último se refleja en las condiciones de uso del portal prodigymedia.com de Telmex al señalar que el usuario debe “tener acceso a la red mundial de Internet, en cuyo caso el Usuario será el único responsable de cualquier cuota o gasto relacionado para conectarse o utilizar Internet para el uso del Portal”, es decir, las transmisiones y videos están abiertas al público y no tienen costo.

Sería gravísimo que el gobierno mexicano pretendiera en estos momentos regular la radio o televisión por Internet de Telmex, de El Universal o de cualquier otra persona. ¿Cuál sería la finalidad? En el caso de Telmex algunos podrán argumentar que es para frenar su poder de mercado –aunque para eso está la Comisión Federal de Competencia-, pero para el resto de los mexicanos más bien configuraría un ataque frontal a la libertad de expresión y el derecho a la información.

¿Qué mensajes quedan para el sector? Primero, Telmex con su prodigymedia está demostrando que puede proveer una variedad de contenido para todo público con categorías de entretenimiento, deportes, mundo y cultura, contenidos infantiles, noticias (TV en vivo), y videos de portales de la web. Segundo, Telmex con su portal muestra su poder para establecer alianzas con otros medios, para producir contenido y para aprovechar un espacio más de publicidad para las empresas de su grupo corporativo. Tercero, mientras la SCT resuelve por iniciativa propia u obligada por los tribunales respecto a si Telmex puede o no prestar video, Telmex se está preparando para entrar de lleno a la televisión a pesar de los esfuerzos en contrario de la Canitec y sus demás competidores. Los rivales de Telmex piensan que sacando temporalmente de la batalla a Telmex lo debilitan, pero ¿se estarán equivocando y más bien dándole tiempo para fortalecerse?

1 comentario:

HEICKE dijo...

Ocurre lo mismo con la Telefonía por Internet o voz sobre IP, sin duda la tecnología avanza más rápido que el derecho o ¿será que los abogados somos reacios a los avances de la tecnología?